lunes, 25 de julio de 2011

Tartine´s GOUGERES

Mis regaladores personales del  libro Tartine venían a cenar y me pareció que nada mejor que recibirlos con ricas recetas del libro. 
Ya desde la primera hojeada que le habíamos dado, nos habíamos encontrado con la imponente foto de los Gougeres. Esas crostitas de queso fundido rebalsantes eran todo...

Y así me quedaron a mi... nada mal, no?





Esta es la RECETA:
Leche descremada 310ml
Manteca 140g
Sal 5 ml
Harina 140g
Huevos 5
Queso Grougere (rallado) 115g
Pimienta negra 5ml
Tomillo fresco 15ml

Precalentar el horno. Calentar en una cacerolita la leche, la manteca y la sal, hasta que la manteca esté derretida y comience a hervir. Incorporar la harina toda junta revolviendo "vigoroursly" con una cuchara de madera. Pasar la masa a un bowl. (Acá la receta original da la opción de hacer los siguientes pasos en un mixer o a mano, yo lo hice a mano). Ir agregando los huevos de a uno, mezclando e incorporándolos bien entre uno y otro. Incorporar el queso, la pimienta y el tomillo y mezclar con una espátula.
La receta del libro nos dice que pongamos esta pasta que logramos en una manga y vayamos haciendo montoncitos. Yo, desde ya, lo hice con las manos. O, a decir verdad, intenté hacerlo con las manos, pero la masa que se forma es tan pero tan mantecosa que fue muy difícil y opté por una simple cuchara. Las "bolitas" que logré las pincelé con huevo y le puse un poquito de queso por encima para que gratine.La receta dice que la placa o fuente donde vamos a hornear estos pancitos debe estar enmantecada, pero no hace falta en absoluto. Hornear a fuego medio por unos 25 minutos, o hasta que se vean doraditos.
Ideales para comerlos calentitos, con una buena copa de vino.

lunes, 18 de julio de 2011

Lunes de Lluvia

Los lunes de lluvia deben ser los más hormonales de todos los posibles días y posible climas. 

Alguna vez encontré a esta ilustradora de Budapest y la adoré.
Avatares, fondos de pantalla, tengo hasta cuadritos con sus dibujos en mi casa.
Se llama Irisz y pueden ver sus preciosuras acá.

sábado, 16 de julio de 2011

Las DELUXE DOUBLE - CHOCOLATE COOKIES de TARTINE



La receta no aparece con foto en el libro, pero bastó solo con su nombre para que la eligiese como la primera a probar.  
No fue una tarea tan sencilla. A los problemas de traducciones (Es que estos yanquis a veces son raros... no tienen un término para decir "a baño maría" que tienen que despacharse con un párrafo entero para describirlo con el que solo lograron confundirme!?) y medidas (muy a favor de este libro, las medidas vienen en 3 medidas: tazas, onzas y gramos), se le sumó un problema de texturas y densidades que dejaba en claro que no aparentaba estar saliendo como debía. Luego de la primer tanda me di cuenta que algo no andaba bien, y decidí modificar la receta para llegar al resultado que mostraban las fotos en Internet. Será que la harinas son distintas en uno y otro país? Porque para llegar a obtener las cookies, tal como se veían en las fotos, tuve que agregarle más de media taza de harina!
En fin... sea como sea, finalmente llegué a las double deluxe chocolate cookies tal y como se veían en las fotos, y permitanme decirles... son increibles!
A medio camino entre un brownie, un scon, una cookie, un budín, una textura densa pero liviana a la vez, muy aireada con un intensisimo sabor a chocolate. Riquitisimas!

Así salieron en un principio respetando al pie de la letra la receta:


Así luego de agregar otro tanto de secos a ojo:



RECETA:
Chocolate amargo picado groseramente  225g
Harina  155g (como dije, yo tuve que usar más)
Cacao en polvo  50g
Polvo de hornear  10ml
Manteca  115g
Azucar  225g
Huevos  2
Sal 1ml
Extracto de vainilla 5ml
Leche  75ml

Me tomé el trabajo de traducir la receta, pero honestamente se reduce simplemente a:
Precalentar el horno.
Derretir el chocolate a baño maría. (luego dejar que enfríe)
Mezclar en un bowl la harina, el cacao y el polvo para hornear.
Batir la manteca, agregar de a poco el azúcar hasta que se forme una crema, los huevos de a uno, la sal y la vainilla y luego el chocolate derretido. Mezclar bien. Incorporar la leche. Y, por último, agregar los secos.
En una fuente enmantecada o similar, poner cucharadas, separadas entre si, de la mezcla y hornearlas hasta que estén apenas firmes en la parte superior, unos 7 minutos.

(si a alguien le interesa le puedo pasar la receta completa con todos sus detalles, tanto en inglés como en español)

Y esta fue solo la primera de muchas recetas de Tartine!

jueves, 14 de julio de 2011

SIPAN: oda a la comida peruana

Anoche fui generosamente invitada al que calculo será el restaurante peruano más fino de Buenos Aires. Y,según los rumores y el ranking propio, también el más rico.
El responsable de Sipán es José Castro Mendivill, un peruano que desembarcó en Buenos Aires con Osaka y luego se despachó con esta cevichería que tiene una segunda sucursal en Palermo, y según reza en su sitio, el Perú los condecoró como uno de los mejores del mundo... y el mejor de la Argentina. Y yo creo que debe ser así...


A modo de cortesía te reciben con esta delicia que es solo el principio de lo que vendrá:


Como no podía ser de otra manera, arrancamos con unos Pisco Sour.
Algunos con pisco macerado en jengibre, otros de maracuyá.


Pedimos todos platos para compartir, y muy a favor de Sipan, debo decir que su elevada categoría y nivel no se ven opacadas por ninguna cuota de esnobismo o pacatería: las porciones son super generosas y abundantes, como debe ser!

LAS ENTRADAS:


Papa a la Huancaína



Ceviche

Causa Limeña


Conchitas a la Parmesana
   (increiblemente presentadas con una llama en el centro del plato)       
LOS PRINCIPALES:

 Tacu Tacu con Picante de Mariscos 
(El plato más votado de la noche. Sencillamente exquisito)

Chupe de Camarones

LOS POSTRES: 

Chicha morada

Sueño de Maracuyá

No, no nos privamos de nada. Estuvo todo delicioso.


Gracias a Manu por las fotos!


martes, 12 de julio de 2011

Artista invitado: Christian Yamao

Christian Yamao es un artista de Buenos Aires seguidor de este blog. Así lo conocí y eso sé de él. Me dejó un comentario invitándome a visitar su blog y al hacerlo me encontré con una obra muy extensa, cautivante,  llena de colores, que cruza montones técnicas y soportes. Asi que, en este humilde acto, se los presento:
Este es Christian Yamao, este es su blog y estas son algunas de las cosas que hace:




Aunque debo admitir que su simpática Planta de Aire fue la que me conquistó.

sábado, 9 de julio de 2011

Merienda en Cusic


Un amigo nos invitó a celebrar su cumpleaños con una merienda en un no-tan-palermer bar de Palermo. Algo escondido, algo alejado del  núcleo turístico está Cusic. Unas hojas escolares nutridas de delicias a precios razonables invitan a tentarse con todo. Las hojas y también las pizarras que cuelgan de las paredes, con sanguiches y panes y cosas en las que ni quise a detenerme embelesada por las listitas que daban vueltas por la mesa.
Cusi es la responsable de Cusic, y también la responsable de la receta de la tarta de arándanos que tanto hice este verano.
Soñó con este lugar y le quedó divino. Sincero, amigable, sin pretenciones y con cositas tan tentadoras como sabrosas.
Eramos muchos y se pidió mucho.
Yo fui discreta: un reconfortante café con leche con un infalible muffin de chocolate. Pedí eso, pero probé un poco de aquí y de allá...
Todo muy lindo, todo muy rico. Me fui con una lista de cosas para volver y probar. 

sábado, 2 de julio de 2011

Mi curry de Narda



Decidí que era un buen momento para adentrarme en el universo de los currys. Y al enterarme que este había sido el primero que aprendió Narda Lepes, me pareció ideal para ser el primero para aprender yo también, no? Es un curry que está en su libro (grandioso libro, lo adoro. Tan útil y sencillo, tan poco pretencioso, tan generoso). Ella lo hace de cordero (figura en su libro como Curry de Cordero), pero aclara que puede hacerse de pollo, y yo lo hice de pollo.

Y la RECETA dice así:
. Cortar 600g de cordero (o pollo en este caso) en cubos de 2-3 cm. Salpimentar y reservar.
. En una cacerola, agregar un poco de aceite (o manteca), rehogar una cebolla grande en cubos chicos o juliana y dos dientes de ajo picados (a que no saben quién le puso más ajo!?)
. Agregar 1/2 cda. de jengibre rallado, chile picado, 1 morrón en juliana o cubos y 2 cdas. generosas de polvo o pasta de curry.
. Dejar que ablande la cebolla y poner la carne. Revolver hasta que se ponga blanca.
. Incorporar a la cacerola 1 papa mediana en cubos y 3 varas de verdeo fileteado fino. Cubrir con caldo (hasta 1 cm por encima de la carne), bajar el fuego y dejar cocinar por 12 minutos.
. Agregar 1/2 calabaza y 1 manzana verde en cubos
. Cuando la calabaza empieza a desarmarse al revolver, está listo. (Dice Narda. Yo lo dejé como 1 hora más...)
Aclaro para el que se le anime, que con estas cantidades come un batallón. Nosotros eramos solo dos y me quedó curry para rato...


Intuyo por la foto que ilustra la receta en el libro (aunque vale decir que no es del todo clara...) que mi resultado, al menos en apariencia, fue bien distinto. Lo intuyo también porque yo me dediqué largo rato a pisar todas las verduritas (cosa que Narda no menciona ni asoma) que, aunque tiernas, seguían en cubitos en mi olla, porque yo quería un curry bien cremoso, como los indúes que sirven en Bangalore. Y saben qué? Lo logre!!

Que rico quedó este plato! Simplemente acompañado por un arroz blanco (al que de canchera le puse unas semillitas de sesamo negro y unas hojitas de perejil crespo de mi propia huerta, pero solo de chanchera)
Bienvenidos sean los currys a mi vida! Este es solo el comienzo, sepanlo!